El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, visitó esta tarde, en el Pabellón de A Sangriña, al Balonmano Atlético Guardés y calificó a este club femenino de orgullo “de toda Galicia y ejemplo constante de superación y lucha por la igualdad”.

El representante autonómico mantuvo un encuentro con la directiva, encabezada por Jesús López, el entrenador José Ignacio Prades, y la plantilla, que acaba de regresar de su encuentro contra el Málaga para poner fin a la primera fase de la Liga Guerreras de División de Honor, y les entregó unos obsequios de la Secretaría Xeral de Igualdade en reconocimiento a su gran temporada, a su esfuerzo constante y a ser uno de los mejores y más representativos clubs de Galicia.

El delegado territorial insistió en que el trabajo realizado por el Atlético Guardés desde su fundación en 1967 y, ya con la actual denominación en 1971, “debe tener la máxima difusión y visibilización para ser un ejemplo para la sociedad y avanzar más rápido hacia consecución de la igualdad de género, ya que lleva más de medio siglo haciendo las cosas bien y rompiendo todos los techos de cristal y las barreras que sufre el deporte femenino”.

Así, recordó que todo este trabajo “tuvo una especial recompensa en la última década”, en la que el equipo, del que también destacó la labor que hace con la cantera, consiguió el ascenso a la División de Honor (2012), consiguió plaza para la EHF Champions (2013), ganó el Campeonato de Liga (2017) y acaba de clasificarse el pasado mes de febrero, por vez primera, para unas semifinales de una competición continental.

Luis López animó al equipo tras la derrota sufrida este fin de semana en Málaga para cerrar la primera fase de la Liga Guerreras, “que no empaña para nada la magnífica temporada del club”, e incluso destacó que el Guardés finalizó en la segunda plaza de su grupo, solo por detrás del potente Bera Bera, “por lo que tiene todas las opciones abiertas en la lucha por el título que comenzará el próximo 22 de marzo”.

El delegado territorial finalizó su encuentro con los representantes y las jugadoras del Guardés deseándoles “la máxima suerte” en la fase por el campeonato de la División de Honor y, especialmente, en las semifinales de la EHF European Cup que disputarán contra el Málaga la doble vuelve los días 28 de marzo y 3 de abril. “A toda Galicia le haría mucha ilusión que se clasificaran para la final europea en mayo y yo seré el primero que las estaré alentando y animando para que consigan este hito histórico”, concluyó.

El club guardés está patrocinado por la Xunta de Galicia y recibió, al amparo de distintas líneas, incluyendo ayudas y equipaciones, 75.863€ el pasado año y está previsto que, en el presente ejercicio, se destinen 24.000€ a la mejora del videomarcador y se ejecuten otras mejoras en el pabellón de Sangriña.