Este miércoles se celebró en el Concello de Tomiño el pleno ordinario donde se aprobó por mayoría el inicio del procedimiento de expropiación necesario para la apertura de la calle Camiño do Alivio, una iniciativa que servirá para reorganizar todo el entorno con la Plaza de O Seixo y que permitirá crear un núcleo urbano pensado para las personas, con accesibilidad universal y con calidad urbana.

Con 13 votos a favor y 4 abstenciones, todos los grupos del gobierno municipal coinciden en que este proyecto “era una necesidad para el municipio”. La iniciativa afecta a dos parcelas que deben ser expropiadas para derribar una de las esquinas de la calle y avanzar cara el futuro proyecto de remodelación de las calles Camiño do Alivio y República Argentina.

Esta zona representa en la actualidad un punto conflictivo dentro de las calles de Tomiño, tanto por ser un punto que dificulta la accesibilidad para la ciudadanía como por lo que se complica el tráfico rodado, con escasa visibilidad y limitando la movilidad en el entorno.

El Plan Xeral de Ordenación Municipal ya contempla una alineación que legitima el procedimiento expropiatorio y que posibilitará que el enlace de la calle Camiño do Alivio y República Argentino tenga más de 12 metros de ancho, frente a los escasos 5 metros que tiene ahora.

Tras la publicación del acuerdo en el boletín oficial, se procederá a la exposición pública del proyecto durante un mes. En este plazo de tiempo será en el que los propietarios de las parcelas afectadas podrán presentar los alegatos, caso en el que deberían resolverse y volver a llevar a pleno para darle la aprobación definitiva al proyecto.