CEDIDA // "Maio", el gato decapitado

Indignada, así se encuentra una vecina de Borreiros, Gondomar, que este miércoles por la mañana encontró en su finca decapitado y sin cola a “Maio”, un gato común muy cariñoso al que le tenía especial afecto y que era como de la familia.

Me levanté por la mañana y lo encontré decapitado y sin cola en el jardín. Los cortes que le hicieron eran limpios. Al pobre Maio lo mataron en otro lugar y lo trajeron aquí. No entiendo quien ha podido hacer tal salvaje acción, el animal no le hacía mal a nadie”, afirma apenada la dueña del felino, quien asegura que nunca ha tenido amenazas de nadie ni quejas de los vecinos.

El minino estaba suelto por la finca. Entraba y salía cuando quería. La dueña lo había recogido de la calle hace dos años y desde entonces le daba de comer y beber todos los días, al igual que a sus otros ocho gatos que conviven con ella. “Son todos muy cariñosos y no hacen daño alguno”, comenta.

Esta vecina de Borreiros, quien ya interpuso la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil, solicita la colaboración ciudadana para dar con el autor o autores de este nuevo caso de maltrato animal en Gondomar.