Tras la salida de Alfonso Mandado y su junta directiva, Moisés Iglesias se ha puesto manos a la obra de cara al inicio de un nuevo proyecto. Un proyecto que ilusiona desde el principio, pues para dirigirlo ha elegido como director deportivo del Club a Manu Cerón, “un secretario técnico que llevó la dirección deportiva de un Ourense CF que pasó de la Primera Regional (categoría a la que ha bajado ahora el Club de As Gaiandas) a la Tercera División en tres temporadas, consiguiendo incluso la Copa Diputación”

El nuevo director deportivo, aseguró en su presentación “tratará de implantar una estructura de trabajo que permita crecer al Club, a fin de poder ser una referencia en la zona. Un sitio donde técnicos y jugadores trabajen en un entorno que les permita crecer y mejorar día a día, dentro de las posibilidades del Club. Habrá que ir poco a poco, pero quiero un equipo con el que la gente de O Val Miñor se identifique. En estos proyectos hay que contar con la implicación de la gente de la zona, son fundamentales. Hay mucha gente que ha trabajado desinteresadamente durante mucho tiempo de su vida por esta entidad, el Club les debe muchas alegrías por las que todos trabajaremos“.

La primera decisión de Manu Cerón ha sido la incorporación de César Sánchez como entrenador, “un preparador que llega desde Tercera División, y que asumiendo la realidad del Club será clave para el momento en que vivimos. Es trabajador, honrado y con un trato muy cercano al futbolista, no hay otro mejor“.

César Sánchez, que entrenó en todas las categorías de fútbol base y regional, llega desde el Villalonga de Tercera División “cargado de ilusión y con muchas ganas de empezar a trabajar. El Gondomar es un Club histórico que no se presenta todos los días, el proyecto es ambicioso y muy atractivo, y no podía decir que no, cuando Manu me llamó no tuve mucho que pensar”.