CEDIDA

La 15K Atlántico Banco Mediolanum coronó a Manuel Lorenzo, en la categoría masculina, y a Rocío Rodríguez Oliveira, en la femenina, como los ganadores de una prueba en la que participaron más 500 atletas, el número máximo permitido por los controles sanitarios.

Fueron quince kilómetros entre Oia y A Guarda, con paso por O Rosal. La carrera se ha convertido en una tradición ocho ediciones ya disputadas. Después de un periodo de incertidumbre, su celebración supone un nuevo paso para la normalidad deportiva. Además, también se realizó una marcha en la que participaron 100 personas.

Manuel Lorenzo López fue el que se presentó primero en la línea de llegada en el incomparable marco del paseo del puerto de A Guarda, escenario habitual para instalar la meta. El ganador tuvo en Iván Docampo González, que ocupó la segunda posición, a su principal oponente. Óscar Bernárdez Carballo fue tercero y completó el podio. Jordi Carrasco y Juan Outón fueron cuarto y quinto, respectivamente.

En la categoría femenina fue Rocío Rodríguez Oliveira la que se proclamó campeona. Superó a Uxía Fernández García, que ocupó el segundo lugar en la clasificación. Ana Alonso García fue tercera. A continuación, entraron Belén Bascoy Cao y Sandra Fernández Yáñez.

En la presente edición participaron más de 500 deportistas y se estableció un estricto control sanitario. Se programaron salidas en grupos cada 30 segundos. El monasterio de Oia fue el lugar, también tradicional, donde se inició la prueba. Los 15 kilómetros habituales cambiaron algo el recorrido, pero sin grandes sorpresas. Los atletas pasaron por O Rosal hasta llegar a A Guarda. Los tres ayuntamientos respaldaban la prueba con su apoyo, tal como sucedió en ediciones anteriores.

Además de estar consolidada como un referente y al mismo ya se puede considerar emblemática, también sirve para promocionar el Camiño Portugués pola Costa, que en los últimos meses ha adquirido una gran importancia con el gran número de peregrinos que lo utilizan.

La 15k Atlántico Banco Mediolanum también mostró su lado más solidario. A través del programa Mediolanumaproxima, que ayuda a conocer las ONGS locales, colaboró con Bicos de Papel, asociación que ayuda a los niños oncológicos. Se busca favorecer su apoyo escolar a los jóvenes que deben estar ingresados en el hospital por esta enfermedad. En cada inscripción se donaba un euro y también se creó una fila cero. Con todo ello y la aportación de la Fundación Banco Mediolanum se llegó a la cantidad de 10.000 euros.

La Xunta de Galicia, la Diputación de Pontevedra y Supermercados Froiz también colaboraron para que la jornada fuera un éxito. El buen tiempo acompañó la competición. “Ya nos apetecía disfrutar”, dijeron muchos de los participantes. La próxima edición ya está en marcha.

CEDIDA