El éxito del aula de estudio inaugurada hace menos de un mes en Tomiño superó todas las expectativas y ya está siendo empleada por docenas de usuarios. En apenas 25 días desde que se abrió el proceso de inscripción para obtener la tarjeta de acceso, más de 100 personas la solicitaron y recibieron ya, muy por enzima de las previsiones del gobierno local.

El buen recibimiento del servicio entre la población deja patente la necesidad que el municipio tenía de contar con un espacio para el estudio, especialmente entre la juventud. “Era unha demanda clamorosa que finalmente se fixo realidade. Non obstante non hai que esquecer que esta aula de estudo é unha solución a un problema que había que atallar, mais desde o Concello continuamos demandando a colaboración das administracións públicas para poder materializar o proxecto da biblioteca municipal, que tanta falta fai”, comenta la alcaldesa Sandra González.

El aula, que además de un espacio para el estudio en silencio cuenta también con otro para los trabajos en grupo, comenzó también a albergar iniciativas como el EncáixaT, un proyecto desarrollado por el Servicio Municipal de Educación y Apoyo Familiar que busca dar respuesta a los menores que, por causas diversas, necesitan de un espacio de apoyo y acompañamiento personal en su itinerario vital. En la actualidad participan de este proyecto 8 niños de todos los centros educativos del municipio.

La mayoría de las personas que ya recibieron la tarjeta son de Tomiño, pero también hay usuarios de municipios del entorno como O Rosal, A Guarda, Gondomar, Lalín o Mos, entre otros. Lorena es usuaria de la biblioteca desde la primera semana, tiene 26 años, es graduada en Derecho y está preparando oposiciones. Aunque es tomiñesa, lleva ya un tiempo viviendo en A Guarda por motivos laborales, pero se desplazaba a Tomiño para emplear el aula antes de que el municipio tuviera que aplicar el cierre perimetral, y espera volver una vez se levanten las restricciones. “Espazos coma este deberían existir en todos os concellos e agradécese que Tomiño dera o paso nese sentido, xa que era algo que a mocidade levaba pedindo desde fai bastantes anos”, afirma.

Desde el gobierno municipal informan que la intención es, de cara a la Navidad, realizar una encuesta de satisfacción entre los usuarios del aula para ver las cosas que se podrían mejorar, como, por ejemplo, los niveles de ruido, la temperatura de las instalaciones o los horarios, entre otras.