Noche de observación de perseidas en Nigrán

Nigrán estrena este sábado en Chandebrito el festival Chan de Folk, evento en el que se fusiona la ya popular noche de observación de las perseidas en la parroquia con el concierto folk anterior (21:00 horas) a cargo de Julio Lorenzo.

Esta tercera edición dedicada a contemplar las lágrimas de San Lorenzo contará con guías de la Agrupación Astronómica Coruñesa, que ofrecerán sus explicaciones en un punto de la parroquia alejado de toda contaminación lumínica y con gran bóveda celeste.

Chan de Folk cuenta con la colaboración de la Comunidad de Montes y la Asociación de Veciños ‘O Castro’. Los interesados en asistir al festival, de no conocer el lugar, deben presentarse a las 20:30 horas en el Concello de Nigrán en vehículo propio o directamente a las 21.00 horas en el campo de fútbol Chandebrito.

Según informa al Observatorio Astronómico Nacional (OAN), este 2.018 será un año “excelente” para poder apreciar este fenómeno porque habrá luna nueva el 11 de agosto.

El festival, el primero del municipio dedicado íntegramente al folk, arrancará con la venta bebidas y choripáns desde las 20:30 horas y el concierto del músico y compositor de Mos, Julio Lorenzo, a las 21:00 horas.

El artista de Mos estará acompañado del también afamado gaiteiro Marcos Campos, el grupo de pandereteiras Arume y el bailarín Chisco de Pereiras. Su banda la componen Roberto Comesaña (acordeonista de Priegue), Carlos Castro a la percusión y Diego Bea a la guitarra. Julio Lorenzo toca la gaita y las flautas.

Las Perseidas toman el nombre de la constelación de Perseo porque debido a un efecto óptico da la sensación de que todas vengan desde ese mismo punto. También son denominadas “lágrimas de San Lorenzo” por la cercanía a su pico máximo el 10 de agosto (festividad del mártir español del mismo nombre).

No son estrellas fugaces, si no meteoros muy brillantes que viajan a 59 km/segundo, dejando a veces una estela a su paso. Su afluencia es de 100/150 a la hora y su causante es lo cometa 109 P/ swift-Tuttlem, que se fragmenta cada vez que la tierra cruza su órbita.