La inversión de 154.063 € se realizará a través de un convenio con la Diputación de Pontevedra al amparo de las convocatorias del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y en la práctica supondrá el cambio de las 22 bombas  sumerxibles de 8 estaciones.

El Concello de Nigrán renovará sus principales estaciones de bombeo de aguas residuales con el objetivo de alcanzar un ahorro energético medio del 23% en cada una según los últimos estudios de la concesionaria Aqualia. Esta acción supone una inversión de154.063 € gracias a un convenio con la Diputación al amparo de las convocatorias del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), cuestión que fue aprobada en el pleno ordinario de este lunes 20 de diciembre. Concretamente, el IDAE aportará 123.251 €, la Diputación 10.000 € y el Concello 20.812 €.

Desde la Diputación se inició esta semana la tramitación y gestión del proyecto, que deberá estar ejecutado antes de 31 de julio de 2023 y que en la práctica supone el relevo de las 22 bombas sumergibles de las estaciones de Ramallosa, Avenida Portugal, pistas de tenis de Gaifar, Madorra, Panxón, Pescadores, Canas y Camiño Golada. Además de la instalación de equipos con un diseño innovador y con motores eficientes que proporcionan ahorros evidentes en el consumo de energía gracias a su alto rendimiento, los nuevos equipos maximizarán su vida útil (los actuales cuentan con veinte años de antigüedad) y redundarán en unos menores costes de operación y mantenimiento.

Lo cierto es que las nuevas maneras de consumo de la sociedad, no son ajenas a las aguas residuales, donde cada vez se pueden encontrar más toallitas higiénicas, mascarillas, compresas… cuestión por la que cada vez es más necesario contar con equipos altamente eficientes para gestionar sin problemas estos sólidos y materiales fibrosos.

«En definitiva, trátase dunha importante acción de cara a reducir as emisións de CO2 a atmósfera nun 40% de aquí a 2030, tal e como se comprometeu o Concello a través do Pacto Europeo de Alcaldes polo Clima e a Enerxía’, o que supón que se deixarán de emitir 23.271 toneladas á atmósfera«, explica el alcalde, Juan González.