El Concello de Nigrán destinó 1.100 € en la compra de un cañón de ozono portátil que permitirá realizar una completa desinfección de toda la flota de vehículos municipales e incluso de sus dependencias, evitando así la posible propagación del Covid-19.

El sistema permite esterilizar ambientes en pocos minutos sin emplear ningún producto químico adicional, por lo que resulta un eficaz tratamiento eco-sostenible en la lucha contra la expansión de este virus.

Esta unidad, dotada de turbina para lanzar el ozono a grandes distancias, elimina todo tipo de gérmenes y bacterias de un vehículo en menos de 15 minutos (en habitaciones el tiempo depende de los metros cuadrados de la superficie).

Hasta la actualidad, el ozono ya se usaba en muchos hogares y negocios como sistema de limpieza, lo que suponía un ahorro a largo plazo, ya que no es necesario la compra de detergente, jabones ni otros productos de limpieza y resulta especialmente acomodado para toda aquella persona que padece de hipersensibilidad química.