El Concello de Nigrán finalizará las obras de enterramiento del cableado de baja tensión en la calle San Roque, (Camos), a inicios de año, eliminando definitivamente los postes que invaden aleatoriamente la calzada o aceras con los consiguientes problemas de seguridad y accesibilidad para peatones y conductores.

Con anterioridad, y a instancias del Concello de Nigrán, Telefónica enterró su tendido. La obra, ya en marcha, supone una inversión de 145.000 euros. El gobierno local resuelve así una deuda histórica con la parroquia que fue reiterada desde hace años por la Asociación de Vecinos ‘A Camoesa’.

Así, actualmente la empresa Felix y Viñas SLU contratada mediante concurso público está abriendo zanjas para, a continuación, realizar las acometidas y la canalización del cableado y, por último, quitar definitivamente los postes, debiéndose finalizar el trabajo en menos de 8 semanas.

“Era de una demanda fundamental de los vecinos, ya que los postes dificultan la circulación segura de los vehículos y también la de los peatones; no se entiende que la calle permaneciera así durante tantos años”, indica Juan González, alcalde de Nigrán.