El Concello de Nigrán engalana con más de 200 plantas sus dos cementerios municipales, el de Parada y Nigrán, de cara a la festividad de Todos los Santos. A los tradicionales crisantemos blancos, amarillos, morados y ocres se añadieron este año por vez primera azaleas y alegrías rojas, rosas y blancas.

En Nigrán (San Fiz) las flores fueron colocadas sobre media docena de grandes maceteros trasladados para la ocasión, mientras que en Parada se plantaron el jueves directamente en la tierra.

«Queremos manter os dous cemiterios en perfecto estado durante todo o ano e así o estamos a facer, pero de cara a festividade de Defuntos, que é cando máis visitas reciben, é tamén importante que o Concello esté á altura e os engalane», argumenta el alcalde, Juan González, quien señala la construcción de nuevos nichos en ambos camposantos y la regularización de todos los cementerios del municipio como uno de los mejores ejemplos de la preocupación del gobierno local por estas instalaciones.