El Concello de Nigrán, con la colaboración de la ANPA del CEIP Carlos Casares de Vilariño, dotó de un aseo adaptado para niños una de las aulas de Infantil del centro educativo.

La petición de esta obra partió de la propia comunidad educativa, ya que la transformación de un pequeño almacén en un WC anexo a la propia clase facilita enormemente la labor docente, máximo en el primer año, cuando muchos niños todavía están aprendiendo a controlar sus esfínteres. Todos estos trabajos fueron realizados durante el verano para no interferir con el inicio de la actividad educativa en septiembre.

La inversión fue de 5.000 € y supuso abrir una claraboya y una puerta hacia el aula para facilitar la vigilancia y el acceso de los pequeños, alicatar toda la estancia, pavimentarla, pintarla, pequeñas obras de tabiquería y realizar acometidas para dos inodoros y dos piletas tamaño infantil.