El Concello de Nigrán inició el pasado 3 de noviembre el expediente de contratación para humanizar la calle Otero Pedrayo tras consignar el crédito y esperar por todas las autorizaciones. Así, en los próximos días saldrá a licitación esta obra considerada urgente y prioritaria para el gobierno local y que cuenta con un presupuesto base de 1.315.797 € de los que, según se acaba de aprobar, la Diputación de Pontevedra subvencionará 900.000 € a través del plan ReacPon y el Concello aportará 415.797 € a cargo del Remanente. La calle, en estado calamitoso, vertebra el municipio al comunicar el núcleo urbano de Nigrán (PO-552) con Panxón (Rúa Marinero).

“Tras máis de 30 anos de abandono absoluto por parte da Xunta, o Concello a transformará en só un ano de titularidade municipal; esta é a gran obra que estamos desexando abordar. É de xustiza para os veciños que o veñen reclamando porque esta é de seguro a estrada peor conservada de toda a provincia, acumulando decenas de denuncias por caídas nas beirarrúas”, señala el alcalde, Juan González, en referencia a más de 6 años de gobierno instando a la Xunta que asumiera las obras por ser una vía de su competencia y, finalmente, optar el Concello en el 2020 por solicitar la titularidad municipal. O que non fixo a Xunta en décadas o solventaremos nós nun ano, afortunadamente somos un Concello coas contas saneadas e podemos facelo”, incide. Así, finalmente, la calle fue transferida al Concello en julio de 2020, a continuación el consistorio contrató el proyecto y, durante más de un año se esperó por la autorización de la  AXI para poder iniciar este expediente de contratación.

A situación é absolutamente desastrosa, cunhas beirarrúas esnaquizadas e uns servizos que tanto ambientalmente como estruturalmente supoñen un gran problema. O cambio de imaxe será radical, faremos unha rúa moito máis amable para os seus veciños, un lugar polo que poder pasear, accesible de verdade e con puntos de encontro nos que poder pararse a charlar ou descansar, ese é o Nigrán para todos que estamos a construír e ao que se sumará esta estrada fundamental na vertebración do municipio”, resume el alcalde.

Proyecto de humanización

La humanización contemplada en el proyecto comprende la totalidad de la vía e incluye la creación de una nueva zona verde en una parcela municipal al lado de la calle Costiña. El aspecto más destacable será la completa renovación de los colectores de abastecimiento y saneamiento, creando a mayores una red separativa de pluviales que no existe actualmente, lo que causa problemas de sobrecargas en los días de lluvia y destrozo del pavimento. Asimismo, se dará al fin continuidad a las aceras que finalizan abruptamente a la altura del Centro Antena (calle Porqueira) mediante la creación de unas nuevas que sí cumplan la normativa de accesibilidad y en hormigón pulido colorado con canto en piedra, siguiendo así la estética de su vecina calle Mariñeiro. Los pasos de cebra serán, además, sobreelevados y con iluminación específica mediante una barra lateral con el objetivo de otorgarles la máxima seguridad, tal y como ya hizo el Concello en otros del casco urbano.

Adicionalmente, se contempla renovar el asfaltado en toda la calle y el cambio a iluminación LED con nuevas farolas con un fuste personalizado con el grabado en corte láser del escudo de Nigrán y se eliminará el tendido aéreo eléctrico y de comunicaciones que todavía existe, desapareciendo los postes de la carretera. La plantación de cerezos ornamentales en todo el recorrido de las nuevas aceras otorgará a toda la zona una imagen más amable, hecho que se complementará con nuevo mobiliario urbano (bancos y papeleras).

Dentro del mismo proyecto, el Concello de Nigrán incluye la rehabilitación de un espacio verde municipal de 450 metros cuadrados al lado de Otero Pedrayo, en la calle Costiña, con el objetivo de convertirlo en una zona de ocio para el vecindario. En él se dispondrá de un circuito biosaludable para hacer ejercicio al aire libre, bancos y arbolado.