El Concello de Nigrán finalizará a lo largo de las próximas semanas las obras para rehabilitar, conservar y consolidar siete lavaderos municipales de Camos, Parada, Priegue y Panxón con una inversión de 100.430 € a cargo del Plan Concellos 2020. Actualmente se está tramitando ya un segundo plan para llegar a más lavaderos públicos.

El objetivo es poner en valor este patrimonio que, debido a añadidos muy posteriores a la base de materiales como hormigón o bloques, presentaba una imagen de conjunto desvirtuada y carente de interés. Los trabajos fueron adjudicados a la empresa Rocas  Graníticas del Condado al presentar a la mejor oferta económica.

«Intervimos naqueles lavadoiros que si son de titularidade municipal para harmonizar a súa imaxe de conxunto e devolverlles o valor patrimonial e etnográfico que representan. Compre sinalar que, aínda que de xeito xa máis anecdótico, seguen a ser empregados polos veciños», indica el alcalde, Juan González, quien subraya que las obras se demoraron más del previsto al ser preciso obtener la autorización previa de Patrimonio.

En concreto, el Concello intervendrá en los lavaderos de A Cruz, Suapena y Rial (Camos), Cabaleiro (Parada), Mestra Emérita y Alborés Pequeño (Priegue) y San Xoán (Panxón). El proyecto, firmado por el arquitecto nigranés Severo Fernández, contempla limpiar y restaurar manualmente la cantería existente de todos ellos (sin emplear máquinas hidrolimpiadoras) y eliminar y desmontar todos los elementos constructivos ajenos al lavadero original.

Así, en los siete lavaderos se eliminarán las respectivas cubiertas de hormigón y cimientos porque no son originales del conjunto y les restan valor para, a su vez, construir nuevas cubiertas a dos aguas (o según la situación y tipología) que serán de teja curva sobre listones de pendiente y apoyadas sobre una estructura también de madera. Este cambio, que cuenta con la autorización de Patrimonio, creará una envolvente más ligera que contribuirá a poner en valor el propio lavadero.

A mayores, en el caso de los que tienen actualmente plaquetas o muretes de hormigón o bloques, estos serán sustituidos por granito y se eliminarán las pintadas o graffitis, además de dotar a todos los entornos de los lavaderos de puntos de luz.

Fuentes municipales

El Concello llevó a cabo anteriormente un plan para la mejora de las fuentes municipales con una inversión de 18.500 € que permitió rehabilitar y poner en valor una decena de ellas. Así, los trabajos comprendieron a los manantiales de Casanova, Preáns, Pulga y Lodeiro en la parroquia de Parada; Pedrosa, Currelo y Medoñas en Priegue; Ouro y Barranco en Nigrán; y, finalmente, Xesteira en San Pedro. Anteriormente, en el 2017, se invirtió en otras ocho y el objetivo del gobierno local es llegar al 100%.