El Concello de Nigrán ha invertido más de 21.500 euros en la mejora de la seguridad vial en el municipio y para ello ha instalado tres nuevos badenes, dos de ellos en la calle de O Ceán y uno en Nespereira, además de cinco pasos de cebra sobreelevados en Costa da Barxa (Panxón), Camiño do Labrego (Nigrán), Ana Isabel Costas (San Pedro), Mestra Emérita y Caranquexo (estos dos en Priegue).

El objetivo de ambas medidas, aparte de la seguridad vial, es disminuir la velocidad de los vehículos en estas zonas ya que se ubican en carreteras donde los conductores sobrepasan reiteradamente los límites de velocidad, circunstancia que habían denunciado los vecinos en numerosas ocasiones.

Con esta medida, el gobierno municipal vuelve hacer hincapié en la necesidad de otorgar prioridad máxima a los peatones, que deben poder desplazarse con naturalidad en un entorno seguro.

En esta línea, recientemente se reubicaron los pasos de cebra del cruce Val Miñor con el objetivo de ganar no solo en seguridad sino también en accesibilidad.