El Concello de Nigrán realizó ayer las pruebas de presión del abastecimiento de agua a Parada al conectar, en un gran pozo de registro, las redes existentes a nueva red de agua que acercarán el agua desde Porto do Molle al depósito que se construirá en el monte Eiró.

Las obras corren a cargo de la empresa COVSA, comenzaron el pasado mes de febrero, cuentan con un presupuesto de 316.000 euros y tienen una ejecución de seis meses.

Las actuaciones que se están llevando a cabo tienen como finalidad ampliar la red de abastecimiento mediante la instalación de una nueva conducción que se enganche a la ya existente en el Parque Empresarial Porto do Molle y luego, a través de un bombeo, impulsar el agua hasta un punto alto donde se construirá un nuevo depósito de regulación de 500 m3 (en el Pico de Eiró, cerca del paso superior de la autopista AG-57) desde donde posteriormente se dará servicio a las viviendas asegurando un servicio óptimo.