El Concello de Nigrán repite este año la campaña de Navidad “Agasallos de Corazón”, destinada al Banco Municipal de Juguetes para repartir durante todo el año entre familias usuarias de los Servicios Sociales y también para promover el Ropero (tanto para donaciones como para recoger prendas).

El objetivo es que las fiestas no se traduzcan para las personas en riesgo de exclusión social de Nigrán en un agravamiento de su condición, por lo que el Concello llevará adelante más iniciativas solidarias (como una recogida de alimentos no perecederos en diciembre en los colegios que deseen sumarse y en el Auditorio Municipal). En el pasado año el Concello recaudó miles de donaciones que permitieron agasajar a 125 menores de familias usuarias de los Servicios Sociales y, a mayores, se creó este Banco Municipal de Juguetes que funciona durante todo el año.

De este modo, hasta el 20 de diciembre se recogerán juguetes de todo tipo (con la condición indispensable de que se encuentren en buen estado y debidamente higienizados) en el Pabellón Municipal de Panxón (de lunes a viernes de 10:00 a 13:30 horas y de 16:30 a 20:00 horas) y en el establecimiento Chupipostres (Estrada por la Vía, 114 B).

Hay que señalar que son especialmente necesarios los destinados a partir de 7 años en adelante. “O que non nos gustaría que lle regalasen aos nosos fillos tampouco sirve para os demais, sexamos conscientes diso. Teñen que ser novos ou seminovos, en perfecto estado; en todas as casas con cativos sempre hai cousas que case non se chegaron a usar ou que se conservaron intactas, iso é o que buscamos para darlle unha segunda vida”, incide el alcalde, Juan González. Todos serán debidamente empaquetados y preparados por personal del Concello para entregar siempre entre las familias en riesgo de exclusión social (atendiendo a la edad de su respectivo niño y sus gustos).

Igualmente, el Concello promueve también en esta campaña el Ropero Municipal, bien para realizar donaciones o bien para recoger prendas para uso propio o de cara a realizar regalos (desde infantil a adulto en todas las tallas, incluido zapatos).

En estos momentos, resulta especialmente necesario recibir ropa de cama. Además, cualquier persona puede donar, pero también recoger, se trata de una entrega directa, ya que el objetivo es también contribuir a la sostenibilidad medioambiental dándole una segunda vida a la ropa.

Se localiza en la calle Paradellas (al lado del IES Val Miñor), es gestionado por voluntarias, y abre miércoles y jueves de 10:00 a 12:30 horas y viernes de 16:30 a 18:00 horas (este día mediante cita previa en el 986 383 081). “O obxectivo do Roupeiro non é acumular e almacenar, se non distribuír entre quen o precisa e constribuír á sostibilidade ambiental, calquera persoa pode acudir a el, mesmo se quere prendas para agasallar no Nadal, por iso é importante manter o nivel actual de doazóns”, incide González.