Tras obtener los correspondientes permisos de la Dirección General de Patrimonio para construir el depósito en el monte Eiró, el Concello de Nigrán retomará en los próximos días las obras de abastecimiento a la parroquia de Parada.

En abril, la empresa adjudicataria Covsa, se vio en la obligación de suspender los trabajos ante la demora de las citadas autorizaciones y toda vez que habían comenzado en diciembre con un plazo de ejecución de 6 meses.

Siguiendo la propia resolución de Patrimonio, que señala la necesidad de realizar un control arqueológico de los movimientos de tierra en el ámbito próximo a los petroglifos y sondeos mecánicos en la zona donde se va a construir el depósito, el Concello ya contrató para tal fin a empresa “Estela, arqueoloxía e Patrimonio” por cerca de 2.000 euros.

Por otro lado, el Concello está pendiente ahora de los pertinentes informes de Patrimonio para iniciar las obras que llevarán el abastecimiento a los barrios de Nandín, Iglesia, A Rúa, Con y A Reboreda y que beneficiarán también a la parroquia de Camos (barrios de O Castelo, A Lama y O Rial) y a las viviendas ubicadas en las cercanías de la PO-332 (Rúa dos Pazos).

En total, más de mil vecinos se beneficiarán de esta actuación que cuenta con un presupuesto de 374.809,48 euros y que será financiada íntegramente por la empresa concesionaria Aqualia fruto de un acuerdo con el Concello.