ALFREDO // Un autobús de la empresa ATSA

El Concello de Nigrán solicitó esta semana a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras la autorización para que ATSA, el servicio de autobuses públicos que une Nigrán y Vigo, pueda realizar una parada en la Gran Vía a la altura del Centro Médico y Hospital Povisa, aprovechando la parada allí existente de Vitrasa y que la calle Gran Vía se encuentra en su itinerario.

La petición responde a una demanda reiterada de los vecinos de Nigrán y ya cuenta con el visto bueno del Concello de Vigo, Grupo Avanza ( Vitrasa) y la propia ATSA, por lo que ahora sólo depende de que la consellería otorgue el permiso necesario.

Povisa es el hospital público de referencia para la gran mayoría de los vecinos de Nigrán y, precisamente, el transporte público ATSA es empleado en gran número por personas mayores que acuden regularmente a este centro médico y que tienen problemas de movilidad o dolencias que les dificultan caminar de manera segura largos tramos.

Actualmente el autobús ATSA cuenta con una parada en la Gran Vía ubicada a cerca de un kilómetro de este centro médico, con el gran prejuicio que esto supone para los usuarios de la sanidad pública, derecho básico de las personas.

Se trata de una medida beneficiosa para todos los usuarios de ATSA, que al mismo tiempo fomenta el uso del transporte público, y que no perjudica a nadie“, señala el alcalde, Juan González, quien recuerda también la petición del Concello de Nigrán, Vitrasa está analizando la posibilidad de prolongar su línea de Fragoselo hasta la parroquia vecina de Chandebrito, donde la necesidad de transporte público a Vigo es absoluta.