La cuarta prueba de la temporada, el Rallye de Pontevedra, será una nueva oportunidad para que Alberto Meira, copilotado por Avelino Martínez, luche por la primera victoria absoluta del año, sabiendo además, que el binomio cada vez es más competitivo y las distancias con el actual líder del certamen cada vez son más ajustadas.

La cita pontevedresa se presenta con un ingrediente extra como es la lluvia, que ya ha dejado las especiales muy delicadas en algunas zonas, y donde será difícil saber ajustar la velocidad adecuada en cada situación para no llevar sustos.

El piloto gondomareño analiza así el Rallye de Pontevedra: «Será una cita donde como siempre salir al ataque desde el kilómetro uno, ya desde el tramo del viernes sabemos que no podemos ceder nada para estar presionando hasta el final e intentar llevarnos la victoria. Además de Víctor Senra estarán tanto Paco Dorado como Jorge Pérez así que cualquier error grave nos haría perder muchos puntos para el campeonato, lo cual sería catastrófico. Por lo tanto, esta prueba es clave para intentar recortar distancias en el certamen y tratar de continuar la racha en el Sur do Condado, nuestro rallye de casa»,

El Rallye de Pontevedra se compone de tres especiales a triple pasada, con tramos míticos como Meaño, Cerdedo y Campo Lameiro, a los que hay que añadir una corta especial el viernes en las afueras de Sanxenxo.