La concejalía de Deportes del Concello de O Porriño procedió hoy al cierre temporal de la piscina municipal para subsanar una contaminación de las aguas detectada en uno de los controles rutinarios y obligatorios realizados en la mañana de hoy.

Los mismos arrojaron bajos niveles de la bacteria E.Coli por lo que, por precaución tal y como marca la normativa sanitaria, las instalaciones permanecerán cerradas para seguridad de los bañistas y para realizar al tratamiento del agua.

Como ya dijo, los niveles detectados son muy bajos, por lo que se llevará a cabo un tratamiento de choque leve y se espera que la piscina pueda abrir en 48 horas. Una vez realizado, se hará una nueva analítica para asegurar que los niveles vuelven a la normalidad antes de reabrir las instalaciones.