El Mercado municipal de O Rosal estrenó hoy por todo lo alto su renovada imagen, o primeiro paso na aposta do Concello polo comercio de proximidade, polo produto local e polo consumo do noso, do propio e da calidade que tanto nos identifica”. Así lo señalaba la regidora, Ánxela Fernández, en el acto inaugural, en el que contó con la presencia de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva; de la directora general de Agader, Inés Santé; y del diputado provincial Santos Héctor, así como de representantes municipales de todos los Concellos del Baixo Miño, como las alcaldesas de Tomiño, Sandra González, y de Oia, Cristina Correa, y las concejales de Tui y A Guarda, Ana María Núñez y Fátima Rodríguez.

Fueron muchos los vecinos que se acercaron a las puertas del renovado mercado para disfrutar del acto inaugural, que contó con el acompañamiento musical de un grupo de gaitas y de un cuarteto de la Escola de Música de O Rosal.

Esta reforma es el primer paso de una transformación impulsada por el Concello que tiene como objetivo convertir este inmueble en un espacio vivo con el que propiciar el comercio de cercanías y el consumo de los productos de la zona y, con ellos, la dinamización del núcleo de O Rosal económica y socialmente. La obra contó con un presupuesto de más de 207.000 euros financiado al amparo del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra, de Agader y de fondos municipales.

Con la remodelación se reformó el interior del mercado para crear cinco puestos. En la isla central están los de las fruterías y una ecotenda, como parte “da horta que é parte da nosa identidade e que vai dar cor a entrada cun símbolo identificador que hoxe comezamos a crear”.  Mientras, en el lateral estarán los puestos de pescadería y carnicería, así como un puesto de comercio justo “que tanto nos di da sustentabilidade e da importancia da orixe no consumo responsable que queremos ter nesta sociedade”. “En resumo, é unha clara aposta para que desde a veciñanza tomemos as rendas, nos involucremos e conxuntamente, dinamicemos o noso pobo e o noso mercado, rodeado dunha praza practicamente inmellorable”, destacó la regidora.

Un trabajo que continuará con la segunda fase del proyecto, ya aprobada, y que supondrá una ampliación en la parcela contigua al mercado, “que lle vai dar un camiño máis extenso no ámbito da excelencia”, con la especial atención al ámbito culinario y de la gastronomía. “Imos poder desfrutar do produto fresco e dun espazo expositivo e de convivencia”, indicó la alcaldesa, además de poder recuperar para el vecindario la terraza del edificio, que estaba en desuso por su escasa accesibilidad. Vai ter un acceso directo que nos vai permitir tomar un viño, saír á terraza e poder ver este valor patrimonial que tenos e o espazo da natureza que nos rodea”, explicó.

Ánxela Fernández quiso agradecer también la colaboración del personal de la plaza, que tuvo que trasladarse a la escuela Simón do Mazo durante las obras realizadas, así como la colaboración de las administraciones implicadas.  “A pandemia supuxo un cambio de escenario, unha nova forma de ver a vida e unha nova realidade. E nesa nova realidade sacamos unha aprendizaxe, a de que ao final, o que temos máis preto, o noso, e o que debemos potenciar e trasladar aos nosos hábitos do consumo no consumo local”, aseguró.

En el acto inaugural también intervino uno de los placeros del mercado, Simón Ubeira, que regirá una ecotenda, quien agradeció al Concello de O Rosal todo esfuerzo hecho para renovar e darlle vida a esta praza, edificios que tanto simbolismo ten nas vilas galegas e que poñen de relevo o que e comercio local, proximidade, e todo o que representa a economía social que sostén unha vila”. Y hizo un llamamiento a apostar polo comercio local, polos produtos proximidade e por consumir en comercios da veciñanza, que estean en mans da veciñanza e que manteñan á veciñanza”. Además de la Ecotenda da Moura, el mercado contará con Peixes Lecio, Carnicería Lucas, Tenda Gusto Justo y Froitas Pérez.