Tras la suspensión de todos los procedimientos en las Administraciones públicas por culpa del estado de alarma para gestionar la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, este lunes se reanudó el proceso selectivo para la contratación de 10 trabajadores al amparo del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra.

El proceso selectivo se retomará con el establecimiento de tres días hábiles para la subsanación otorgada al candidato excluido, la misma fase en la que se tuvo que suspender el procedimiento.

Finalizado el plazo de subsanación se publicará el listado definitivo de personas admitidas en el proceso, el tribunal y las fechas de baremación de méritos. El último paso del proceso será la celebración de diferentes pruebas selectivas.

Todo el proceso se llevará a cabo durante el mes de mayo, con la previsión de que las personas que finalmente pasen el proceso selectivo comiencen a trabajar el próximo 1 de junio de 2020. Todas las contrataciones serán a jornada completa y tendrán una duración que oscilará entre los seis y los nueve meses dependiendo del puesto ocupado.

En total serán 3 personas para el puesto de oficial albañil, una persona para el de oficial electricista, otras cuatro personas que se dedicarán a la recogida de basura y limpieza viaria, una persona para conductor operario de maquinaria forestal con motor en general y otra persona para la ocupación de auxiliar domiciliario.