El Concello de Oia continúa avanzando en la puesta en valor del patrimonio local, en este caso, con la reciente instalación de una mesa informativa sobre las salinas romanas del Aguncheiro, situadas en el en torno del Camino Portugués de la Costa a su paso por la parroquia de Mougás.

La instalación consiste en un banco construido en hormigón y madera y una mesa informativa panorámica de 200x60cm y hecha en acero. Este soporte informativo contiene gráficos, ilustraciones y textos relativos al funcionamiento y localización de las salinas, el contexto histórico y la importancia y usos de la sal.

Este nuevo equipamiento en el Concello de Oia fue financiado por la Diputación de Pontevedra, que concedió una ayuda de 4.225,80 euros (100% de la inversión) a través de la convocatoria de subvenciones para la rehabilitación y la señalización del patrimonio histórico-cultural dirigidas a los Concellos de la provincia para el año 2020.

Situada en pleno Camino, en el espacio comprendido entre la entrada al antiguo camping Pedra Rubia y una marquesina de A Estrada Vella en el Aguncheiro, se trata de una actuación sencilla, nada invasiva y realizada en materiales resistentes que minimizan los gastos de mantenimiento. El objetivo es facilitar la parada en esta zona de paso (habitualmente frecuentada por el vecindario, peregrinos y turistas) y, al mismo tiempo, dar a conocer la presencia de los restos de las salinas y su valor patrimonial. En ese sentido, los textos se presentan accesibles en varios idiomas.

Con esta intervención, el Concello da continuidad a los trabajos de señalización y puesta en valor patrimonial ya realizados en otras zonas del municipio, como es el caso del barrio histórico del Arrabal, las proximidades del Mosteiro de Oia, el en torno de la capilla de San Sebastián o la puesta en marcha de la APP turismodeoia.mobi con información sobre los distintos recursos del municipio.

La sal y las salinas

A lo largo de la costa sur de Pontevedra, entre Oia y A Guarda, y la costa norte de Portugal se extienden un conjunto de salinas costeras que nos indican una explotación industrial por lo menos desde época romana, por parte de las poblaciones asentadas en los castros litorales. Esta actividad económica, junto a la pesca y las salazones, ayuda a entender la alta ocupación del litoral en este espacio geográfico.

La explotación de la sal en la antigüedad fue una actividad de primera orden por el alto valor de ese producto, vital en la conservación de los alimentos y en la elaboración de salazones y otros usos “industriales”, como el curtido de pieles y la metalurgia.

En lo tocante a las salinas del Aguncheiro, próximas a las instalaciones del antiguo camping de Pedra Rubia, su acceso se verá facilitado a través de la rehabilitación de las instalaciones del antedicho camping en las que el Concello está trabajando.

Paralelamente a los avances en la recuperación de las instalaciones del antiguo camping y las actuaciones en materia de señalización, el Concello también apuesta por la puesta en valor y del propio yacimiento arqueológico. En ese sentido, trabajará en la captación de financiación para la futura consolidación y musealización de las salinas.