El Concello de Oia está ultimando la redacción de su Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible (PACES), un documento donde se incluyen medidas para frenar el cambio climático y reducir la huella de carbono, convirtiéndose de este modo en un municipio respetuoso y concienciado con el medio ambiente.

La Administración local contó con un total de 3.993 euros para la elaboración del plan. Esta cantidad procede de las ayudas a entidades locales firmantes del Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía Sostenible, con el apoyo de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda de la Xunta de Galicia y de los Fondo Feder de la UE, bajo el lema “Una manera de hacer Europa”.

El documento, cuya redacción fue adjudicada a Taller de Estrategias Ciudadanas, aborda cuestiones como la merma de consumos energéticos y el relevo de energías fósiles por renovables -con el objetivo de reducir la huella de carbono del municipio-. Será de aplicación en edificios, instalaciones, equipaciones, transporte público y privado y ciclos de tratamiento de residuos sólidos y aguas residuales.

Asimismo, el plan definirá medidas para preparar a la localidad frente a los riesgos y vulnerabilidades derivadas del proceso de cambio climático.

Próxima aprobación en el pleno

Desde principios del mes de septiembre, el Concello estuvo trabajando en la recopilación de datos relativos a edificios e instalación municipales, actuaciones desarrolladas en materia de eficiencia energética, recogida y tratamiento de residuos, equipaciones y servicios, etc; a fin de que pudieran ser incluidos en la estrategia.

Una vez reunida toda esta información y avanzado el proceso de redacción del documento, actualmente se están cerrando los últimos detalles con el objetivo de que pueda ser aprobado por la Corporación Municipal en el pleno de este mes.

La aprobación del PACES es uno de los compromisos asumidos por el Concello de Oia como miembro del Pacto de Alcaldías para el Clima y la Energía, a lo que se sumó el pasado año. Según recuerda la alcaldesa, Cristina Correa, formar parte de esta iniciativa sitúa al municipio dentro del maior movemento mundial de autoridades na loita contra o cambio climático”.