ALFREDO // João Luis y su esposa Ana Paula en medio de los escombros

El pasado 31 de marzo, la familia de João Luis Pintos perdió buena parte de sus posesiones en un incendio que se declaró en la buhardilla de su vivienda en Salcidos. Las llamas devoraron todo el tejado y los enseres que guardaban en su interior, ropa, mantas y hasta alimentos. La rápida actuación de los servicios de emergencia evitó que el fuego se propagara al resto de la vivienda, pero el calor agrietó la placa de ladrillos y su casa se inundó con el agua de los bomberos y de las últimas lluvias caídas, por lo que perdieron también buena parte de los enseres de su interior.

Ese día tuvieron que salir con lo puesto. “Estábamos en la sala cuando vinieron los vecinos a llamar en las ventanas que había fuego en el tejado. Prendió en la tubería de salida de humos de la chimenea de leña y lo hemos perdido casi todo”, comenta el cabeza de familia.

João es portugués, pero vive en O Baixo Miño desde hace 18 años. Primero en O Rosal y ahora en A Guarda donde convive con su esposa, Ana Paula, también de nacionalidad portuguesa, tres hijas, de 18, 20 y 25 años y dos nietos de seis y un año. Tiene residencia permanente en España y sus nietos tienen nacionalidad española. Él, y una de sus hijas, son el sustento familiar. “Yo cobro una minusvalía de 430 euros de la Xunta. Trabajaba de comercial desde casa, pero ahora estoy de baja. Mi hija está de ERTE por el tema del coronavirus. Los ingresos que tenemos ahora sólo nos dan para poder hacer la compra. ¿Cómo vamos a arreglar la casa?”, se pregunta desconsolado João.

Ahora viven en casa de un familiar en Salceda, pero después de una desgracia como esta, la solidaridad florece por si sola. “Un vecino nos ofreció una casa aquí en Salcidos que tiene desocupada para vivir sin cobrarnos el alquiler hasta que arreglemos nuestro hogar. Los vecinos se han volcado con nosotros. Nos ayudan con alimentos y hasta se han ofrecido para sacar los escombros”, señala.

La familia estaba de alquiler con derecho a compra. Poco a poco João fue rehabilitando la casa y ahora “todo se fue al garete”. El trabajo de años de sacrificio se ha truncado por un incendio. Al no tener seguro tiene que pagar ellos todos los trabajos y los materiales de construcción. El Concello se ha volcado en buscar ayudas públicas a las que se puedan acoger.

“Cualquier ayuda que nos puedan dar es bien recibida. Necesitamos ropa, muebles y material de construcción. También hay una cuanta bancaria para quien pueda dar donaciones y así poder reconstruir la casa”, explica João , quien quiere a gradecer “de todo corazón a los vecinos, a la asistenta social, al concello, a los sanitarios, al GES de A Guarda, a los Bombeiros de O Porriño, a la Guardia Civil y a la Policía Local de A Guarda por toda la ayuda que nos han mostrado en todo momento. Estamos asombrados con la ola de solidaridad de todo el mundo”, señala emocionado Joao.

CUENTA BANCARIA PARA DONACIONES EN ING DIRECT:

ES98 1465 0100 95 2022868565

TELÉFONO DE CONTACTO:

747 854 121 (JOÃO)