Operarios de Correos de O Val Miñor trabajan con velas al cortar la empresa proveedora el suministro eléctrico
CEDIDA // Un operario de Correos trabajando con dos velas

Más de 24 horas estuvieron sin luz los servicios centrales de Correos en O Val Miñor. Los carteros que trabajan en la oficina centralizada ubicada en Santa Cristina de A Ramallosa, tuvieron que trabajar con velas y linternas para poder preparar el reparto.

El motivo fue que el titular del contrato comunicó a la empresa distribuidora del suministro eléctrico la rescisión del mismo. De esta forma, Gas Natural Fenosa suspendió el servicio de forma automática.

Esta incidencia hizo que decenas de paquetes de Post-Navidad que proceden de países como China, no pudiesen ser entregados a tiempo en los tres Concellos de O Val Miñor y Oia, al no poder encender los ordenadores para procesar la distribución.

El secretario nacional de la CIG de Correos, Serxio Martínez, indicó que “hoy en día no es posible que funcione una oficina de correos sin luz”. El jueves estuvieron trabajando todo el día sin luz y no fue hasta las 10:30 horas de este viernes cuando Correos suscribió un nuevo contrato y la empresa distribuidora reanudó el servicio.

Martínez también lamentó las molestias que ha ocasionado esta situación al personal de Correos, así como a los vecinos de O Val Miñor. “Parece ser que estaban trabajando todavía con luz de obra y esto no puede ser así”, declaró el secretario de la CIG.

Las oficinas que Correos tiene en Sabaris, fueron inauguradas hace unos cuatro años. Estas dependencias no atienden al público y en ellas trabajan 27 carteros que tuvieron que estar parados durante horas mientras se les acumulaba el trabajo. Su jornada laboral comienza a las siete y cuarto de la mañana, cuando todavía es de noche.