La Asociación de empresarios e comerciantes do Val Miñor (OVALMI), se reunió el pasado sábado 18 y lunes 20, con el alcalde y la concejala de comercio de Gondomar, diferentes asociaciones y varios empresarios de la hostelería del municipio, en busca de soluciones para paliar la crisis a la que se enfrenta este sector, una vez que se permita la apertura de sus negocios.

Este tipo de reuniones se mantendrán en el tiempo y se extenderán al resto de los sectores productivos, con el fin de buscar soluciones a los problemas que se les están presentando o que se puedan presentar a lo largo de este año tan complicado.

Desde OVALMI indican que “somos conscientes que todos los empresarios pasarán y están pasando por momentos muy complicados durante estos meses, pero sin duda, la hostelería es el sector con una mayor incidencia, ya que su apertura está prevista que se produzca en último lugar y su fecha no está todavía clara, pero no se prevé que sea de manera cercana en el tiempo”.

“Aunque se levante el confinamiento, somos consecuentes de que los clientes tendrán miedo a salir de casa durante una temporada, por esta razón estamos barajando la posibilidad de crear una plataforma de venta on-line para los pequeños negocios del Val Miñor. Con esta acción pretendemos evitar, en la medida de lo posible, las compras en grandes plataformas como Amazon y que los pequeños comercios puedan empezar a vender”, afirman.

La Asociación ha pedido vía registro del Concello de Nigrán, que no se cobren las terrazas a los establecimientos hosteleros este año y que se plantee una reducción o exención en tasas como la basura, IBI y otras, para los establecimientos que no han podido abrir o que han sufrido graves pérdidas en sus ingresos a causa de la declaración del estado de alarma en España.

Estas iniciativas se plantearán, de igual manera, en la reunión que se mantendrá el 24 de abril con el Concello de Baiona.

A lo largo de estos días, desde OVAMI, se está gestionando la compra de mascarillas, pantallas y demás material de protección, para poder garantizar que todos los empresarios pueden trabajar con la mayor seguridad posible. “Muchos de nuestros asociados se encontraban con graves problemas a la hora de conseguir EPI´s para poder desarrollar su trabajo de forma segura, por esta razón estamos intentando conseguir todo aquello que necesiten, al mejor precio posible”, explican.

A través de sus redes sociales, OVALMI, ha lanzado una campaña de apoyo a los negocios del Val Miñor, ¡¡“Merca nos negocios do Val Miñor!! Entre todos manteremos vivo o noso pobo”.

OVALMI, quiere poner de relieve el gran esfuerzo que están haciendo tanto sus asociados como el resto de empresarios en estos momentos tan convulsos e inciertos y dar las gracias a los ayuntamientos de Nigrán, Baiona y Gondomar por su colaboración y su buena disposición a la hora de buscar soluciones para intentar paliar las graves consecuencias económicas producidas por el COVID-19.