Paco, el buey de O Val Miñor
BANDALLO // Paco y Félx en Camos.

Nada más ni nada menos que unos 1.400 kilos. Eso es lo que pesaba el buey de O Val Miñor. Paco, así se hacía llamar el animal que nació hace seis años en la parroquia de Camos, en Nigrán.

Paco dio ayer su último viaje camino del matadero, donde fue sacrificado. Su dueño, Félix Rial, aseguró que “era un ejemplar único en Galicia. Casi no quedan bueyes en la comunidad ya que su manutención es muy cara y hay pocos ganaderos que los críen”. Prueba de ello, atestigua el ganadero, es que “Paco me costó criarlo más de 7.000 euros, aunque lo crié por hobby”.

Tras el sacrificio lo despiezará y lo venderá a 6 euros el kilo a toda persona que quiera comprar carne de buey, aunque con una condición. “Como mínimo tiene que comprar 50 kilos”. 

Félix lleva más de 35 años de ganadero y afirma que prefería estar con Paco antes que ir al gimnasio. Claro ejemplo es que se pasaba todas las tardes con el animal.