ALFREDO

Las tradicionales hogueras de San Xoán que cada 23 de junio reúnen a miles de personas en los arenales de Panxón y Playa América para dar la bienvenida al verano, no se celebrarán este año.

La crisis del coronavirus ha frenado en seco la celebración de miles de fiestas en toda España. “Si las fiestas de San Fermín, que atraen a nuestro país a millones de personas de todo el mundo, o El Rocío se aplazan, ¿Cómo vamos nosotros arriesgarnos a celebrar en Nigrán una fiesta a la que asisten miles de personas?. Lo lógico y de sentido común es no arriesgar, porque la prioridad es la salud”, indica el alcalde, Juan González.

Los arenales de Nigrán estarán controlados ese día por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que nadie se acerque a la playa. Quienes quieran saltar este año las hogueras de San Xoán y espantar a los malos espíritus, tendrán que hacerlo en su casa o en las fiestas que se puedan celebrar en sus barrios o pueblos.

Todas las fiestas que se celebran en Nigrán son organizadas por sus respectivas comisiones. “Este año no se han constituido las de Parada, San Pedro, Vilariño, As Angustias o Panxón, que son los que organizan las famosas “Cacharelas” de San Xoán, por lo que se han suspendido”, señala el regidor, quien matiza que están en el aire las de Priegue, “ya que se celebran en septiembre y todo puede cambiar”.

Por otro lado, el concello mantiene en cartelera el festival NigránJazz, el Vive Nigrán y el Solpor Monteferro. “No vamos a anular las actividades de verano, pero serán diferentes, ya que prevalecerá la seguridad en la celebración de todos los actos”, apunta el regidor.