Trabajadores de IKF de A Guarda, «en huelga indefinida desde hace 46 días contra la doble escalada salarial y la precarización de las condiciones laborales«, se movilizaron hoy delante del Parlamento gallego coincidiendo con la pregunta que el BNG le trasladó en el pleno a la conselleira de Emprego para conocer las gestiones que desde la Xunta se tienen hecho o se piensan hacer para solucionar el conflicto laboral.

Según explican desde la CIG-Construcción, el objetivo es que la propia Consellaría intervenga para obligar a la empresa a aceptar la mediación, ya que hasta ahora no ha aceptado ni la del AGA ni la de la propia delegada de Trabajo. “Non pode ser que unha transnacional veña aquí a impoñer e o Goberno galego mire para outro lado, por iso queremos que aclare se ten pensado facer algo para rematar con esta situación”, indican.

De este modo, parte del plantel de la compañía dedicada a la fabricación de materiales refractarios desarrolló una concentración delante de la sede parlamentaria de 11:00 a 12:30 horas, donde desplegaron una pancarta en la que se podía leer “IKF en folga. Pola defensa dos nosos dereitos. Non máis retrocesos sociais” y gritaron consignas rechazando la actitud de la empresa y demandando la intervención de la Xunta.