La repercusión del modelo de movilidad sobre la calidad de vida de la ciudadanía es de gran relevancia ya que afecta a varios factores, tanto de índole ambiental, como social, a la propia calidad del aire, la calidad del espacio público, la seguridad, la salud y la convivencia cívica.

«En el Concello de Nigrán, cuestiones cotidianas cómo desplazarse a la compra, al banco o al médico, son acciones imposibles para muchas personas mayores o aquellas que no disponen de vehículo privado y vivan fuera de lo que es el núcleo urbano del municipio, dada la inexistencia de un servicio de transporte público colectivo», aseguran desde Podemos Nigrán.

«Otro colectivo a lo que le afecta de primera mano la carencia de este servicio -dicen-, es el estudiantil. Carencia que se hace más que evidente y palpable entre el alumnado que cursa las modalidades de Formación Profesional en el único centro que lo imparte en el municipio, lo que supone trastornos en la conciliación familiar e incluso fomenta la desigualdad en las estudiantes con escasos recursos económicos y que no disponen de medios efectivos para poder desplazarse hasta dicho centro educativo».

Por todo el expuesto la formación local podemita insta al Concello de Nigrán a que licite este servicio de transporte público colectivo por el procedimiento abierto, creando así una línea circular que conecte las distintas parroquias entre sí y también con el centro del municipio.

Además, solicitan que se realice por parte del Concello un convenio de colaboración con taxistas del municipio para suplir esta carencia, favoreciendo así a este sector y la movilidad del vecindario de Nigrán.