POVISA

Povisa ha concluido las pruebas de Covid a todo su personal, tanto sanitario como no sanitario, tras dos semanas en las que se han realizado análisis a 1.350 trabajadores, de los cuales en solo uno se detectó la presencia de SARS-COV-2, por lo que fue aislado.

El excelente resultado de Povisa en estas pruebas refuerza y consolida la tendencia positiva del hospital durante toda la pandemia y demuestra la efectividad de las medidas llevadas a cabo para garantizar la seguridad de los trabajadores. Entre ellas, la anticipación en las compras y normas para el uso racional de los equipos de protección individual (EPIs), de forma que en ningún momento faltasen los equipos necesarios, un logro en el que fue determinante la coordinación entre los departamentos de Compras y Logística y el de Prevención de Riesgos Laborales.

El servicio de Prevención de Riesgos Laborales de Povisa formó desde el primer momento a todos los trabajadores con talleres prácticos sobre el uso correcto de las EPIs, y todo el personal se implicó en el uso correcto de estos equipos y en la higiene respiratoria y de manos. Además de estas medidas de planificación orientadas a la protección del personal, desde el primer momento se establecieron circuitos separados para pacientes Covid y no-Covid, y se reforzó la limpieza de zonas sensibles y comunes.

Una estrategia de Ribera Salud

El éxito de Povisa es también trasladable al conjunto de Ribera Salud, cuyos hospitales cuentan con menos de un 4% de profesionales contagiados, y a pesar de que algunos de ellos, como el de Torrejón, se encuentran entre los que han tenido que soportar la mayor presión asistencial de España de pacientes con Covid. Precisamente, Povisa aportó personal de enfermería a Torrejón durante el período más complejo de la pandemia.

El Grupo Ribera Salud ofertó desde el primer momento la posibilidad de teletrabajo a sus profesionales, y para los que no pudieron acogerse a esta modalidad, se les proporcionó todo el material de protección necesario para la prestación del servicio sanitario con las máximas garantías. La responsabilidad la asumió nuestra central de compras, B2B Salud, que ha demostrado en estos casi tres meses su eficacia, garantía y rapidez en las gestiones.

Los hospitales de Ribera Salud, y entre ellos Povisa, han sido también los primeros en apostar por el concepto de seguridad total, con la toma de temperatura, higiene de manos y reparto de mascarillas en la entrada, distancia de seguridad en mostradores y salas de espera e instrucciones muy precisas para garantizar la distancia social necesaria para prevenir contagios.