Patri y José tras la victoria en Sanxenxo

“Estamos muy contentos. Nos costó muchísimo”. Así se expresaban José Prado y Patricia R. Centeno tras la victoria lograda este fin de semana en el Rally de Pontevedra celebrado en Sanxenxo y puntuable para el Campeonato Gallego.

Ambos se subían al Seat Arosa y demostraban que tienen garras para llevarse el título. Primera carrera, primera victoria en la agrupación 5 (vehículos de 1000cc) para la escudería de Nigrán.

Duro rally donde los accidentes y las salidas fueron los protagonistas. José y Patricia comenzaron la jornada del viernes con el tramo espectáculo, momento primordial para ellos, pues fue la primera toma de contacto con el nuevo coche, “momento de adaptación que, la verdad, nos sorprendió, sentimos que el coche agarraba muy bien y daba el 100% de sí, hablamos de un coche de 1.000cc”, señala el piloto de Nigrán.

La jornada del viernes acabaron 2° de la agrupación, “donde ya íbamos viendo que se nos acechaba para la jornada del sábado, teníamos un rival que nos iba a dar guerra”, apunta la copiloto. “El comienzo de la jornada del sábado fue con mucha incertidumbre, pues amanecía todo mojado, y no se decidía a llover ni a aclarar, así que las dudas de con que ruedas salir podría ser primordial. Al final, tras varios debates, elegimos montar lluvia extrema y blandas, elección que nos fue muy acertada para toda la jornada”, explica.

La primera sección fue muy accidentada con dos de los tres tramos neutralizados por varios accidentes. Los de Nigrán sólo pudieron hacer el de Pontecaldelas, “un tramo que nos gustó mucho y se nos dio bastante bien. Comenzando ahí ya la lucha, pues alcanzábamos el segundo puesto de la agrupación”, comentan.

“Ya la segunda sección fue todo perfecto, no se le podía pedir más al coche, nos fue muy fiable, respondió a los varios sustos que sufrimos y acabamos a 6 segundos del primero, cosa que nos dio más fuerzas y ansia para seguir luchando e ir a por todas en la última sección”, declaran.

En la tercera y última sección, los de Prado comenzaron muy fuertes, mejorando el tiempo del primer tramo en 15 segundos, “cosa que creemos que fue clave para ganar la agrupación”. Su rival directo ya lo tuvo más difícil y ahí comenzó la batalla entre ambos, batalla en la que ganaría el que sobreviviese sin cometer ningún fallo. En el segundo tramo siguieron mejorando su tiempo respecto a las pasadas anteriores e hicieron, ellos y su rival más directo, el tiempo clavado “a diferencia de tan sólo tres décimas el segundo de nosotros. Le superemos por segunda vez, momento que nos hizo que tuviésemos que salir a por todas en el tercer y último tramo”, indican.

El tercer tramo fue más complicado, mojado y mucho más roto que las pasadas anteriores, “con la cabeza un poco desconcertada ya que estábamos pensando en que un fallo nos haría perder la agrupación, casi cometemos algún error, pero la audacia de José, nunca falla y a pesar de los sustos hicimos 14 segundos mejor que la pasada anterior, resultado que finalmente nos hizo alzar el premio tan ansiado”, explica Patricia

Para ser el primer rally como copiloto, para ser el primero también con el coche y luego de casi dos años sin correr, no se le puede pedir más a la fortuna, rally terminado con éxito, coche entero para casa, y dos trofeos en el salón”, señala emocionada Patricia quien añade que “ahora toca recapacitar, estudiar los errores, hacerle un par de modificaciones al coche y volver a ponernos el casco el 10 de julio en el Surco”.