ALFREDO // Rotonda de entrada al polígono industrial de Porto do Molle en la PO-552

El Concello de Nigrán, a través de su alcalde, Juan González, envió ayer a la Consellería de Infraestructuras e Vivenda una solicitud de reunión urgente con los técnicos y el director de los dos proyectos de mejora de la seguridad viaria en la PO-552.PO

En concreto, el Concello quiere recabar información de primera mano sobre la construcción de una rotonda en A Ramallosa (a la altura de Piensos Biona) que, según denuncian los vecinos, dificultaría el acceso al Camiño das Barreiras, una calle que da entrada a numerosas casas y diversas empresas.

Paralelamente, el regidor requerirá más detalles sobre la necesaria construcción de un itinerario peatonal en todo el entorno de Ureca. “Se trata de dos cuestiones que no vienen debidamente resueltas en la documentación recibida y queremos que los técnicos nos lo expliquen de cara a presentar las pertinentes alegatos“, explica el regidor, Juan González.

Al margen de la reunión, el Concello ultima un informe con los técnicos municipales con diversos alegatos (la fecha límite es el 7 de marzo). El Concello mantiene expuestos ambos proyectos y, además, se los facilitó a las entidades vecinales ‘A Unión de San Pedro’ y A Irmandade de Priegue’ con el objetivo, precisamente, de informar de primera mano de esta actuación para que sean partícipes y trasladen al gobierno local sus propuestas.

Así, los vecinos de A Ramallosa manifestaron su preocupación por que la construcción de una rotonda en el actual cruce de Biona dificulte el acceso al Camiño das Barreiras.

Desde el gobierno de Nigrán requerirán más detalles sobre la mejora de la accesibilidad peatonal en el entorno de la rotonda con la AG-57 a Porto do Molle o Camiño A Camesella y Ureca, ya que actualmente sólo dispone de un único itinerario peatonal muy complejo y, según el proyecto, no se contempla ninguna actuación al respeto pese a ser una zona muy transitada por caminantes, ya que desde ahí se entra al sendero del Río Muiños o a las instalaciones deportivas de Ureca.

Al margen de la petición urgente de esta reunión, el Concello de Nigrán alegará para que se mejore la seguridad en la curva de la PO-552 a la altura del Camiño das Angustias y Camiño da Cal, un punto de alta concentración de accidentes por culpa del alta velocidad con la que acceden los vehículos pese a tratarse de una pendiente descendente con un trazado complicado.

Otro de los alegatos que se presentarán desde el Concello será la mejora de la seguridad en el cruce entre Manuel Alonso, Camiño Vello y Vilameán. Esta confluencia de calles está insuficientemente regulada mediante semáforos y necesita de una reordenación que facilite a los conductores la circulación. El mismo problema presenta en Priegue el acceso desde la PO-552 a la Rúa Rouxo (barrio de Chans o Campo Municipal de Condomínguez).