La cruz ya se encuentra perfectamente rehabilitada

El pasado 14 de agosto se celebró en A Guarda el día grade de sus fiestas, “el domingo do monte”, donde más de 10.000 personas se acercaron hasta el monte Trega para disfrutar de un día de romería. Pero, siempre hay el gracioso de turno que no sabe respetar el patrimonio cultural y rompió la cruz de un cruceiro situado en la zona conocida como púlpito.

Desde el Patronato del Monte Santa Trega se constató que no se había producido rotura en la piedra lo que facilitaba mucho su reparación. Visto que el daño consistía en el desmonte de la parte superior de la cruz, afortunadamente, la reparación resultó mas fácil de lo previsto inicialmente y la cruz ya se encuentra perfectamente rehabilitada.