BANDALLO // Un grupo de niños visitando el "belén de Nigrán"

Todo comenzó hace 22 años. Rosa montó el tradicional belén en su casa de Nigrán y cada año le aumentaba un poquito hasta llegar, a día de hoy, con un nacimiento de 40 metros cuadrados y el más grande de O Val Miñor hecho por un particular y con materiales reciclados.

Empezamos a montarlo a principios de noviembre, poco a poco, cuando llega mi marido del trabajo”, comenta Rosa, la creadora del belén. ”Fernando, mi esposo, se encarga de instalar todo. Los motores de microondas que recrea los movimientos de las figuras, el agua del río, las ventanas o puertas de las casas. También se ocupa de la iluminación y de la música, con villancicos incluidos.”

El belén de Rosa y Fernando está abierto al público, desde hoy y hasta finales de enero, en la calle Gobernador Nº 17 en San Pedro de A Ramallosa, donde cada año pasan por su casa más de 200 personas para admirarlo.

BANDALLO
BANDALLO
BANDALLO
BANDALLO