BANDALLO // Incendio provocado en la escombrara ilegal cerca del Río Muiños. Archivo.

Gracias al superávit de casi 4,5 millones de euros resultantes de la liquidación del presupuesto de 2015, el Concello de Nigrán realizará varias obras en las que destinará más de dos millones de euros, entre ellas, el suministro de agua a la parroquia de Parada paralizada por la Xunta con una inversión de más 550.000 euros.

En esta misma línea de llevar el abastecimiento a las parroquias se disponen casi 38.500 euros para dotar del mismo el tramo desde la calle Dos Pazos hasta la calle San Roque de Camos, obra que unida a los 375.000 euros que invertirá Aqualia en octubre significará “un paso muy grande para llevar el agua a buena parte de la parroquia” afirma el alcalde de Nigrán Juan González.

En el capítulo de humanizaciones el Concello destinará 282.351 euros a humanizar la calle Mariñeiro de Panxón en el que también se realizará el cambio de abastecimiento y saneamiento. Se mejorará, con 74.427 euros la Praza da Feira, (A Ramallosa) para fomentar, entre otras cosas, el comercio y la restauración. Finalmente, la calle de O Caranquexo recibiría un remanente de 38.379 euros para reordenar este espacio especialmente degradado a su final en la Playa de Prado.

Otra de las inversiones que el Concello tiene previsto realizar, y la segunda más cuantiosa, es la remodelación integral del pabellón de deportes de Panxón con una inversión de 510.947 euros. Además, en el campo del Medio Ambiente, se tiene previsto sellar la escombrera de basura ilegal en el entorno del río Muiños, al lado de la depuradora de aguas residuales y la actuación de mejora en los colectores de A Ramallosa con una partida de 54.450 euros.

Se tratan por lo tanto de proyectos e inversiones en abastecimiento de agua, humanizaciones y urbanizaciones, instalaciones deportivas, gestión de residuos y cuidado del medio ambiente que, sin lugar a dudas, mejorarán la calidad de vida de nuestros vecinos, único y primordial objetivo de este gobierno de Nigrán”, declara el alcalde.

Por otra parte, el Concello también ha reducido el pago a los proveedores con un periodo medio de 6,4 días.