Debido a la crisis del Covid-19 y, desde el punto de vista sanitario, social y económico, la comisión, “a pesar de lo triste y doloroso que es”, ha suspendido las fiestas patronales de Nuestra Señora del Alivio de Tomiño para este año 2020, que se tenía previsto celebrar el 11, 12, 13 y 14 de septiembre.

De común acuerdo se ha comunicado que la prioridad, en las actuales circunstancias, es la salud pública, dado el problema que conllevaría celebrarlas, debido a las diferentes medidas de seguridad y el riesgo de contagios. ¿Como hacemos una verbena de 3000 o más personas?, Ahora mismo sería muy complicado”, señalan desde la Comisión de fiestas.

“Lo único que hemos decidido, si las circunstancias lo permiten, es celebrar el día grande, el domingo la tradicional Misa y su procesión, y si podemos alguna cosa más durante los días correspondientes, (como los tradicionales bombos), según se acerque el momento miraremos e informaremos”, explican.

“Hay que recordar, que tampoco es el momento, tal y como se plantea la situación económica, pedir limosna para las fiestas a todos nuestros vecinos. Desde esta Comisión y, a través de su presidente, Manuel Álvarez Álvarez, como mayor representante, queremos agradecer a todos los negocios, colaboradores, empresas, Concello de Tomiño y a todos nuestros vecinos por su colaboración durante todo el año”, indican y recuerdan que “Ánimo y mucha fuerza para todos. El próximo año volveremos con más ímpetu”.