Archivo

El Concello de Tomiño instaló en los meses de verano una nueva línea trifásica y cambió unas 150 lámparas de LED del alumbrado público, con lo que las arcas municipales ahorran entorno al 70 % respecto al mismo periodo del año anterior.

La nueva instalación, que consistió en el relevo de unos 2000 metros de antiguo cableado monofásico por un cableado trifásico, el cambio de unas 150 lámparas LED, la renovación de luminarias y el cambio de los postes de madera por postes de cemento, lo supuso una inversión económica hasta el momento de unos 9.000 euros por parte del Concello de Tomiño.