Tomiño constituye una mesa para luchar contra la violencia de género
La Mesa Local Interinstitucional contra la Violencia de Género constituida esta mañana

El Concello de Tomiño acogió hoy la mesa local interinstitucional contra la violencia de género, con el fin de hacer de ella un instrumento operativo para favorecer la coordinación de todos los organismos y departamentos implicados, directa o indirectamente, en la lucha contra la violencia de género, desde su prevención y detección, hasta el tratamiento y seguimiento posterior.

Participaron la secretaria general de la igualdad, Susana López Abella; la jefa de violencia de género de la Subdelegación de Gobierno en Pontevedra, Mª Paz Pérez Asorey, y la jefa de igualdad de la Diputación de Pontevedra, Lucía Muradas Arcay.

La alcaldesa Sandra González, presidió la mesa, en la que también estuvieron la concejal de servicios sociales, Cristina Martínez y miembros de este departamento, así como de la oficina de igualdad, OMIX y Educación; representantes locales de centros educativos, sanitarios y judiciales, de la Policía Local y Guarda Civil, y del Centro de Emergencia para mujeres víctimas de la violencia de género y CIM de A Guarda.

La secretaria general de igualdad comenzó por manifestar su satisfacción por la constitución de una nueva mesa en el sur de la provincia. Destacó la importancia de trabajar juntos y coordinados Concello, Xunta y Diputación, desde los diferentes ámbitos implicados en el tema de la violencia de género (sector sanitario, fuerzas de seguridad, trabajadores sociales, etc.).

La alcaldesa de Tomiño indicó la importancia de la prevención y destacó la necesidad de denunciar, por lo que pidió un protocolo de actuación más ágil y simplificado que el que se aplica muchas veces, victimizando a las mujeres en lugar de protegerlas.

El sargento comandante del puesto de la Guardia Civil de Tomiño, Pablo Piñeiro, se refirió a la situación actual de la violencia de género en el municipio, comentando que los casos van en aumento y destacando la necesidad de asesorar legalmente a las mujeres en el momento de preparar la denuncia, porque este es uno de los problemas que retrasan los trámites, así como la falta de habilidades sociales y el miedo en otros casos.