La concejal de Medio Ambiente, Ana Belén Casaleiro

Respaldar la implantación del objetivo europeo de reducción de gases de efecto invernadero y adoptar un enfoque común para el impulso de la mitigación del cambio climático, serán los fines principales del Plan de Acción por el Clima y Energía Sostenible (PACES), cuya redacción está ya en marcha en el Concello de Tomiño.

La acción está subvencionada al amparo de las ayudas destinadas a entidades locales firmantes del Pacto de las Alcaldías para frenar el cambio climático, con un importe de 8.712,00 €.

Este plan incluirá un inventario de emisiones de referencia para realizar el seguimiento de las acciones de mitigación y una evaluación de los riesgos y vulnerabilidades climáticas.

Explica la concejal de Medio Ambiente, Ana Belén Casaleiro que, según la memoria del proyecto de redacción, entre las tareas a realizar, figura la de establecer estrategias de adaptación y mitigación del cambio climático, proporcionando una visión a largo plazo para que el Concello pueda tener un futuro energético sostenible y moldear el clima. “Nestas estratexias incluiranse todos os proxectos realizados polo Concello, ou os que estean en curso, dende o ano tomado como referencia, así como proxectos futuros que redunden nos Obxectivos Comúns de Desenvolvemento Sustentable”, comenta.

Al mismo tiempo, se tendrá que incluir información relativa a los hitos clave, sectores prioritarios (edificios municipales y residenciales, transporte, etc.); resultados deseados a nivel social, económico y medioambiental; posible beneficios y oportunidades; establecer un compromiso de reducción de emisiones de al menos un 40% para el año 2030; coordinar y crear estructuras organizativas dentro de la administración local, con personal específico; intentar implicar a la ciudadanía en la preparación del plan; crear un presupuesto y fuentes de  financiación para la ejecución y seguimiento del plan y evaluar las opciones de adaptación existentes.

El Plan se encuentra ya en pleno proceso de elaboración, recogida de datos, documentación y finalmente se redactará de aquí a noviembre, para ser aprobado luego en pleno, registrado en la web de la oficina europea PACES y puesto en marcha.