La Concejalía de Servicios Públicos está llevando a cabo obras de saneamiento en el barrio de San Benito, con el fin de ampliar la red municipal, en la que se llevan invertidos más de 200.000 euros en lo que va de año.

La nueva intervención supondrá una inversión de 45.000 € y abastecerá a una veintena de viviendas, a lo largo de medio kilómetro de colectores. Según informa al concejal del área, Lois Vázquez, las obras durarán aproximadamente un mes; por lo que se mantuvo hace unos días una reunión con los vecinos de la zona, que desde hace tiempo venían solicitando poder conectarse a la red municipal. Al mismo tiempo, se están finalizando las obras de saneamiento en Vilachán, al pie del monte, que dará servicio a otros vecinos.

Paralelamente, se continúan desarrollando trabajos de mantenimiento, debido a la existencia de problemas de eliminación de aguas pluviales que se filtran en la red en época de lluvia.