Sentímonos felices e emocionados por formar parte desta grande transformación” aseguró Carmela Silva al observar, caminando por Tomiño, que el núcleo urbano de la villa se ha convertido en un de los grandes referentes de la movilidad peatonal y seguridad viaria de la provincia con las aportaciones de tres millones de euros de la Diputación de Pontevedra.

A través de estos recursos el gobierno de Tomiño actuó en la Praza do Seixo, la calle A Guarda y las avenidas República Argentina y de Galicia, convirtiendo “espazos antes cheos de vehículos en lugares para as persoas” destacó la presidenta en la visita a la villa, en la que participaron el vicepresidente César Mosquera, la alcaldesa Sandra González y el diputado provincial teniente de alcaldía Uxío Benítez.

A primeira vez que visitei Tomiño a alcaldesa presentoume un proxecto transformador e unha gran variante, que ía permitir que o concello puidera seguir tomando decisións relacionadas coa recuperación do espazo público para crear un pobo amable, para o desfrute da xente, que hoxe é unha realidade”, aseguró Silva.  En esta misma línea ahondó el vicepresidente de la Diputación César Mosquera quien situó a Tomiño como “exemplo” al impulsar “solucións cariñosas, estudadas, con detalle e sen facer dano ao territorio que son o futuro e melloran a calidade de vida da veciñanza”.

Para la alcaldesa Sandra González, la transformación efectuada en la villa “naceu do soño de converter a Tomiño nun lugar de encontro, onde a xente das parroquias viñera tomar un café, mercar ou pasea”. González, que informó que el primer paso se inició en la Praza do Seixo, destacó la utilidad de los recursos públicos con los que “conseguimos crear un modelo de vila amable, quitamos os coches e transformamos as rúas nun espazo público de lecer e de encontro”.

El núcleo urbano de Tomiño experimentó un antes y un después a raíz de los recursos aportados por la Diputación de Pontevedra, como se pudo ver en el vídeo proyectado en el salón de plenos del Concello previamente al recorrido por la villa. En concreto, la institución provincial destinó 525.000 € a través del Plan DepoRemse para transformar el entorno de la Praza do Seixo, hoy totalmente peatonal, y humanizar las calles A Guarda y República Argentina. Estas calles confluyen con la Avenida do Baixo Miño, que supone la conexión entre la  EP-3102 Tomiño- Sabarís y la PO-344 a su paso por el núcleo urbano de Seixo, donde la Diputación invirtió más de dos millones de euros en uno de los “proxectos máis importantes da provincia”, que alejó a los vehículos del núcleo urbano de la villa para recuperar el espacio público, mejorando la calidad urbana y la seguridad vial.

Estas no son las únicas grandes actuaciones que se han llevado a cabo en Tomiño gracias a aportaciones de la Diputación de Pontevedra. Desde el año 2015 el ente provincial lleva invertidos más de 12 millones de euros en la villa. Además, al amparo del Plan Concellos se financiaron más de 30 obras y se hizo posible la contratación de 123 personas desempleadas para prestar servicios de competencia municipal. En este 2021 Tomiño contará con más de 1,2 millones de euros procedentes del Plan Concellos.