Triunfo del amor entre primos
Tito y Merchi en su casa de Nigrán

Transcurría el año 1975 cuando Tito y Merchi eran unos adolescentes, estaban enamorados y eran primos. Apenas tenían 12 años, pero el amor no tiene edad.

Tito vivía en Vigo y los fines de semana se desplazaba con su madre hasta Nigrán, a casa de su prima Merchi. “Veníamos todos los fines de semana a Nigrán. Aquí fue donde la conocí. Íbamos juntos a todos lados, a la playa, al cine, a la discoteca o a pasear. Con el paso del tiempo nos enamoramos y nos hicimos novios” comentó Tito emocionado.

Pero por aquel entonces estaba mal visto que dos primos fuesen novios. “Nuestra idea era la de ir a vivir juntos, pero teníamos la presión de la familia, sobre todo de nuestras madres que decían que éramos primos. Hasta teníamos planeado fugarnos a Ourense, donde teníamos una casa. Para que no nos separaran hasta buscamos tener un hijo, pero no lo conseguimos” atestiguó Tito.

Las circunstancias de la vida hizo que Tito y Merchi se separaran. “Con 17 años me fui a trabajar fuera y perdí el contacto con ella” relató. En ese tiempo, Merchi conoció a otra persona y se casó en diciembre de 1980, con tan sólo 19 años. “El día que ella se casó, yo estuve en su boda, escondido. Pero ella no lo sabía. Fue en la iglesia de San Pedro. ” explicó el enamorado esposo.

“Estuve casada con mi marido 24 años, hasta que me separé en el 2004. Tuvimos dos hijos que me dieron tres nietos” afirmó Merchi emocionada por volver a estar con el amor de su vida.

Higinio, así es como se llama Tito, también se casó en 1980 con 19 años y tuvo dos hijos. “Para mi Merchi era una obsesión. Me acercaba a Nigrán en moto a ver si la veía. Siempre estuve enamorado de ella. Porque tienes a quien quieres pero no a quien necesitas” declaró.

Tras una enfermedad, Tito estuvo en coma seis meses que lo prostraron en una silla de ruedas. Al recuperarse, comenzó a andar. Se acercaba desde Vigo hasta Baiona caminando. En esos paseos, Tito indagaba de la vida del amor de su infancia, hasta que un día, por mediación de su hermana, la encontró. “Era el 2 de diciembre del 2015. Llamé a su puerta y me abrió. Fue un momento muy emocionante. Tras 37 años sin verla por fin estaba con ella” manifestó.

Cuando llamó al timbre y abrí la puerta no me lo podía creer. Estaba en una nube” explicó Merchi muy emocionada. Tan sólo veinte días después, Tito se fue a vivir con Merchi a Nigrán.

Tito y Merchi se casaron el pasado 13 de agosto en un paraje idílico, A Foz do Miñor. Su vida ahora es de lo más normal. “Vamos a pasear, a conciertos, fiestas. Visitamos a nuestros hijos y a nuestros nietos. Hasta estamos escribiendo un libro sobre nuestra historia” comentó Merchi.

Ahora, y tras 37 años separados, Tito y Merchi estarán juntos “para siempre,” gracias a que el amor siempre triunfa.

Triunfo del amor entre primos
Tito y Merchi el día de su boda