Tui se vuelca con la campaña “Un niño, una sonrisa“
BANDALLO // Arantxa con los juguetes que la gente ha dejado en su cafetería

La Navidad nos hace ser más solidarios y nos volcamos en proyectos como el que un empresario de Tui ha sacado adelante para que los niños más necesitados de la comarca sonrían con un juguete en la mano.

Este es el segundo año que Emilio José Vilar y su esposa, Arantxa Gómez, emprenden desinteresadamente la campaña “un niño, una sonrisa”. “El año pasado fue impresionante, hemos recogido más de 1.100 juguetes, de los cuales, el 40 % eran nuevos” comenta Arantxa, responsable de la cafetería Musue de Tui.

La campaña ha comenzado el pasado día 7 y finalizará el próximo 22 de diciembre. Con ella sus promotores pretenden recoger juguetes que la gente dona en su cafetería, a cambio de un café, y que luego son repartidos por el Concello de Tui, SOS Tomiño y Conrazones de A Guarda entre los niños más necesitados de la comarca de O Baixo Miño. “Hay gente que trae los juguetes y no quiere el café. Eso es lo de menos, lo importante es ver a un niño sonreír, nos dicen y claro eso te hace feliz” explica Gómez.

Me enorgullece que la gente apoye con tanta ilusión la campaña y ver a un niño que se desprende de un juguete que tanto quiere pero que sabe que va a ir a parar a un niño necesitado; ese trato de niño a niño es lo que más añoras” relata Arantxa emocionada al ver la solidaridad de la gente.

Con esta campaña solidaria, Emilio y Arantxa pretenden también que los niños aprendan a compartir, pero lo más importante, dicen, es que “los niños necesitan una ilusión y su ilusión es un juguete”.