Los Concello de Tui, Salvaterra de Miño, O Porriño, y Salceda de Caselas decidieron no organizar este año los campamentos de verano para niñas y niños, para garantizar su seguridad y ante las limitaciones de aforo en esta nueva normalidad. La decisión se une a la de la Diputación de Pontevedra, que ya decidiera suspender los suyos, y sigue la línea de actuación de la Xunta de Galicia, que por seguridad mantiene cerradas las escuelas infantiles y los colegios.

Las normas para la realización de estas actividades recogen la necesidad de guardar distancias de seguridad, uso de medidas de protección y un número máximo de 15 participantes por actividad, lo que imposibilitaría dar entrada a las mismas a los muchos de los pequeños interesados.

Los campamentos de verano son una actividad lúdica complementaria, que cada año organizan nuestros concellos, en algunos casos en colaboración con las ANPAS de los colegios, para ayudar a la conciliación de la vida familiar y buscar una alternativa de ocio para los niños que durante el verano tienen que quedarse en el municipio. Estas actividades deben tenerse siempre como generadoras de momentos de ocio y distensión para los niños, desde una posición educativa y de integración con el medio.

El deber de guardar la distancia de seguridad, las normas restrictivas que impiden juntarse grupos más allá de 15 personas o el uso de la mascarilla, todas ellas medidas necesarias ante la pandemia que nos tocó vivir, hace que estas actividades no puedan mantener la esencia de las mismas. Por otra parte, en determinadas edades y ambientes es muy difícil poder obligar a mantener unas normas de conducta molestas cuando se trata de ocio. Además, según las empresas del sector consultadas, sería muy difícil poder salvaguardar la seguridad de los niños frente al COVID-19, en caso de que pudiera darse alguno contagio.

Ante eso, los Concellos de Tui, Salvaterra de Miño, O Porriño, y Salceda de Caselas decidieron suspender las actividades de campamentos de verano, considerando que ésta es la única forma de salvaguardar adecuadamente la seguridad de los menores, esperando que esta situación cambie y en el año 2021 puedan desarrollarse con normalidad.

Firmando:

Eva García de la Torre, alcaldesa de O Porriño, Mª Dolores Castañar Alén, alcaldesa de Salceda de Caselas, Marta Valcárcel Gómez, alcaldesa de Salvaterra y Enrique Cabaleiro, alcalde de Tui.