UFD, filial de distribución eléctrica de Naturgy, destinará en 2019 un total de 53,5 millones de euros al mantenimiento de su red de distribución eléctrica y a trabajos de tala y poda selectiva de árboles y desbroce para garantizar el óptimo funcionamiento del suministro eléctrico en Galicia. Por provincias, UFD invertirá 24,5 millones en A Coruña; 5,5 millones en Lugo; 7,9 en Ourense y 15,6 millones en la provincia de Pontevedra.

La compañía realiza durante el año las revisiones de las instalaciones y realiza trabajos preventivos en la red de distribución para evitar incidencias y mejorar la calidad del suministro. Este año, UFD revisará 5.536 kilómetros de líneas eléctricas: 4.700 kilómetros de líneas de Media Tensión y 836 kilómetros de Alta Tensión. Además, se inspeccionarán un total de 44.980 apoyos, de los cuales 42.000 se revisarán desde tierra y 2.980 desde helicópteros.

UFD incorporó en 2015 el uso de drones en los trabajos de supervisión y mantenimiento de las líneas eléctricas, aumentando la seguridad de las operaciones de inspección, ya que disminuyen el número de trabajos que se ejecutan en altura. Los drones complementan la supervisión que se hace a través de operarios y de vuelos con helicópteros, que incorporan verificaciones mediante termografía. El uso de este tipo de aeronaves ha permitido detectar defectos que, mediante las inspecciones tradicionales, son difíciles de identificar, sobre todo en zonas de difícil acceso.

La distribuidora eléctrica trabaja permanentemente en nuevos proyectos de innovación y en la incorporación de nuevas tecnologías para que la supervisión de sus líneas eléctricas se desarrolle con mayor eficiencia y eliminando riesgos de seguridad para los operarios. En ese sentido, UFD ha realizado recientemente el primer vuelo de dron más allá de la línea visual sobre una red eléctrica en España, lo que sitúa a la distribuidora de Naturgy como la empresa de vanguardia en este tipo de operaciones de inspección en España y Europa. El objetivo es usar esta tecnología de forma regular a partir de 2020.

El uso de aeronaves no tripuladas en el sector eléctrico supone una evolución en la manera de gestionar los activos y en la captación de la información. Se trata de una nueva visión en el modo de realizar la revisión de instalaciones eléctricas con el foco puesto en reducir riesgos y optimizar costes y tiempos de ejecución, ganando en eficiencia en la gestión del mantenimiento.

Prevención y mejora de la calidad de suministro

Los trabajos de tala y poda selectiva consisten, principalmente, en labores de limpieza en las zonas de servidumbre de las líneas eléctricas para garantizar las mayores condiciones de seguridad para las infraestructuras de suministro eléctrico y asegurar la calidad de suministro, evitando posibles incidencias por acumulación de masa forestal en las zonas próximas a las redes de distribución.

Las tareas de limpieza forestal se desarrollan siguiendo un programa cíclico de actuaciones en función de las características de las líneas y de las especies de arbolado y según los criterios estipulados en la normativa nacional y autonómica, y en colaboración con las administraciones locales.

Sólo en trabajos de tala y poda, UFD lleva destinados desde 2010 más de 62 millones de euros en Galicia actuando en los 285 municipios gallegos en los que la compañía tiene red de distribución. El esfuerzo inversor llevado a cabo en los últimos años y la focalización de recursos en las actuaciones de mantenimiento han contribuido decisivamente a la mejora de los indicadores de calidad del servicio eléctrico.