Susto el que se llevaron los vecinos de Oia en la tarde del pasado viernes cuando un avión sobrevoló tres veces las comarcas de O Baixo Miño y O Val Miñor, antes de tomar tierra en el aeropuerto vigués de Peinador.

La aeronave de la compañía Binter llegaba en hora desde Gran Canaria, pero un cambio en el viento dificultó realizar un aterrizaje con seguridad. Con tal motivo, desde la torre de control del aeropuerto se transmitió la orden al comandante de que esperara a que estuviera disponible otra cabecera de la pista desde la cual hacer un aterrizaje sin peligro. Quince minutos antes había aterrizado en la pista viguesa otro avión procedente de Barcelona.

El avión tuvo que hacer tiempo sobrevolando las dos comarcas, sobre todo en la zona de Oia como se puede observar en la imagen, hasta que por fin pudo enfilar hacia el aeropuerto de Peinador, donde tomó tierra sin ninguna complicación, según informaron portavoces de la compañía aérea.

Tras despegar desde Las Palmas a las 18:12 horas, a las 20:37 horas llegó a la altura del Concello de Oia. En lugar de continuar la trayectoria hacia Vigo, cambió de dirección y enfiló hacia el mar en Baiona para volver a entrar en tierra por Viladesuso y dar otras dos vueltas, a medida que iba descendiendo su altura y velocidad. Llegó a atravesar las comarcas a 1.300 metros de altura. Se trata del vuelo NT5230, que aterrizó en el aeropuerto de Vigo a las 21:06 minutos, solo con seis minutos de retraso a causa de este imprevisto.

Portavoces de Aena confirmaron que la actividad en el aeropuerto de Peinador el viernes fue normal. «Simplemente hubo un cambio de viento cuando le tocaba aterrizar y cambiaron la pista», explicaban responsables de comunicación de la compañía Binter.