Un jardín para el recuerdo en Nigrán
CEDIDA // Daniel Pazó, autor de la escultura, junto al alcalde de Nigrán, Juan González

Nigrán inauguró ayer en Panxón, el Jardín de la Memoria, un espacio para que los familiares recuerden a los asesinados hace 80 años a manos de los partidarios del golpe de estado. Se trata de una escultura en piedra con nueve cruces, que simbolizan a los nueve fusilado, acompañada de una placa con sus nombres.

Tal día como hoy pero de hace 80 años, nueve marineros de O Val Miñor eran fusilados en la curva de a Bombardeira, Baredo, en venganza por la muerte de un falangista y dos republicamos unos días antes en Sabarís.

Tal fatídico día se recuerda todos los años con el bosque monumento ubicado en la famosa curva y bautizada como “A Volta dos Nove”. Un altar promovido hace once años por el IEM y que honra a los nueve marineros fusilados en ese lugar.